Canci N De On Explicacion Y Ejemplos

Como hacer un ensayo para aristóteles Michael de contraste 6 a

de la risa no debe engañarnos y hacer ir de la vía que se ha dibujado ya al mismo principio: entonces la energía de la búsqueda no sacará hasta para examinar y la parte pequeña de la parada grandiosa de las máscaras de la risa, y su aspecto verdadero y se quedará no conocido.

Que se avergüenza es vulnerable y. Él sobrevive la vergüenza, reconociendo la debilidad; en ello falta definitivamente el aplomo. Que se ríe está seguro por completo de él y no cree porque difundir la ventaja – real o ilusorio – más las fronteras de propia risa. Que se ríe, así como que se avergüenza, es autosuficiente. Pero la coloración de estos estados –. La vergüenza que sobrevive no tiene necesidad de la compasión en el mismo grado, en que que se ríe son necesarios ; que se avergüenza prueba más moral de todas las formas posibles del sufrimiento, superar que nadie, excepto él, no en las fuerzas. Por eso los fenómenos de la compasión, la piedad, así, parecía que, conveniente para el papel de la antítesis con todos los derechos de la risa, se encuentran en realidad los fenómenos de completamente otro registro psicológico – su contraste será la dureza cordial, la indiferencia, pero sólo no la risa.

Un poco es más claro su punto de partida general en la ontogenia: la risa surge en el momento del descubrimiento inesperado, la ineficacia del mal. La vergüenza nace, al contrario, entonces, cuando se aclara tanto inesperadamente que el acto, hecho por nosotros, es erróneo, preñado del mal, aunque todavía el instante atrás él no parecía a tales.

Nos es conocida esta tranquilidad de la persona y la sonrisa, que lo vivifica. Tal es por la primera sonrisa del niño. Sonríe así Buda, la corteza y de los tiempos de las obras arcaicas griegas. Sonríe así la mujer en el cuadro más famoso de Leonardo.