La Otra Cara De Trabajo En

Estrategias de ensayos

Al mismo tiempo hay una ruptura entre el aumento del nivel cultural general de la población y la cultura de las relaciones a la naturaleza. Por eso surge la necesidad, en primer lugar, en la creación del sistema de las medidas de conservación de la naturaleza, en segundo lugar, la argumentación científica y la inclusión en este sistema de los criterios de la apreciación estética de la naturaleza, en tercer lugar, el desarrollo del sistema de la educación ecológica, el perfeccionamiento de todos los tipos del quehacer artístico vinculado a la naturaleza.

Las ideas sobre la organización estética del mundo natural de todo el planeta son elaboradas sucesivamente en las obras científicas. Sobre este tema trabajaban Z.Dorst, P.Dyuvine y M.Tang '. Sin embargo sus miradas y las posiciones tienen necesidad de la interpretación crítica, puesto que algunas afirmaciones se ven es maximalista. Estimando las ideas total de la naturaleza, no es posible no distinguir en calidad del factor objetivo lo que la influencia estética de la naturaleza virgen no puede ser igualada al efecto del ambiente cultivado. El recurso a la historia de las artes testimonia que los maestros siempre más grandes de la pintura de paisajes sacaban la inspiración y buscaban la naturaleza principalmente en la naturaleza, la civilización intacta. Por eso hasta durante el desarrollo intenso de "la segunda naturaleza", la ampliación de la esfera como las artes hay como antes con agudeza un problema de la conservación.

La naturaleza no tocada por la civilización, debe quedarse la reserva, que con el tiempo, cuando la mayor parte del globo terrestre servirá los objetivos industriales, estéticos y científicos, adquirir el significado siempre más grande del patrón, el criterio, en particular estético, es posible en lo sucesivo la aparición y otros desconocido ahora los significados de estas zonas. Por eso es necesario el acceso racional, científicamente argumentado a la práctica de la ampliación de las esferas de la naturaleza virgen, los territorios reservados, ya que con el desarrollo de la revolución científico-técnica el volumen de la influencia negativa en los objetos naturales estéticamente de valor se aumenta tanto que la actividad cultural dirigida a la compensación del daño puesto, no vence a veces las tareas.